La consolidación de la idea, el comienzo de una nueva etapa

El año 2017, el evento fue perfeccionado en cada aspecto que falló el año anterior. Adicionalmente se incorporaron nuevos elementos de valor para los corredores. En lo deportivo, se recurrió a la tecnología de cronometraje por Chip y se obtuvo recursos adicionales para entregar un número o “dorsal” de mejor calidad. Tambien hubo un aumento en la complejidad de la ruta. Por otra parte, se articuló una tallarinata para los corredores y una muestra de bailes típicos de la zona, que permitió profundizar en la experiencia. También se lograron convenios con nuevos hoteles de la ciudad para permitir que los corredores puedan elegir en base a su presupuesto y necesidades entre diferentes lugares y por primera vez se articuló una pequeña fiesta “post carrera” para que los corredores no solamente compitan, si no que también puedan estrechar sus lazos de camaradería.

Gracias al indiscutible éxito de la versión 2017. Se decide continuar perseverando en el desarrollo de la carrera por lo que la organización ya se encuentra diseñando las nuevas estrategias de crecimiento y nuevas sorpresas para el 2018.